Bebederos para caballos 

Hay 22 productos.

Los bebederos para caballos automáticos son la mejor opción para mantener a tu equino hidratado continuamente, mejorando su salud y bienestar. Los caballos son animales muy exigentes, por lo que, no debemos olvidar limpiar de forma regular el bebedero. Además, debe ser lo suficientemente grande y profundo para que no le suponga un problema.

A pocos días de la instalación del bebedero, el caballo se acostumbrará a él y lo usará de manera cotidiana para hidratarse. En algunas ocasiones, a los caballos más temerosos, se les debe mostrar cómo usarlo. Si nunca han tenido un bebedero automático para caballos y los primeros días no se acostumbra a él, el hidratarlo de la manera que lo hacía anteriormente no ayudará a que se acostumbre al nuevo cambio.

Bebederos para Caballos

Las características de bebederos para caballos son:

Agua Limpia

Al no estar constantemente expuesta al exterior el agua se mantiene limpia evitando estancamientos, lo que supone una mejora de higiene en la hidratación del equino.

Regular el flujo de agua

Los bebedores para caballos mantienen un volumen de agua constante. Son las propias válvulas regulables las que se encargan de limitar la presión y la expedición del agua.

 

Contamos con diferentes modelos y accesorios de bebederos para caballos automáticos; de nivel constante; abrevaderos, válvulas, boyas y demás recambios. Si no encuentras el que estás buscando, háznoslo saber y te ofreceremos el bebedero para caballos que más se ajuste a tus necesidades.

 

¿Cómo instalar los bebederos para caballos?

Antes de realizar la instalación del bebedero para caballos se debe tener claro el lugar idóneo para hacerlo. Tenemos que tener en cuenta varios factores:

  1.        No hacerlo donde el sol incida directamente, esto evitará que el agua se caliente en exceso.
  2.        La altura del bebedero óptima debe ser a la altura de las patas y pecho del equino.
  3.        Si el bebedero se va a instalar en el exterior recomendamos que el material sea de acero inoxidable que resiste mejor la corrosión de la cal en el agua.

La instalación en sí del bebedero es muy sencilla, solo debe fijarlo en la pared y conectarlo a un grifo o manguera. Tenga cuidado colocando correctamente el filtro entre el latiguillo y la válvula.